Antes de que Mirsad Hadzikadic se fuera de UNC Charlotte para hacer campaña política en la otra punta del globo terráqueo para la presidencia de su país natal, él dijo que, sin tener en cuenta si ganaba o perdía, esperaba cambiar algunas perspectivas.

Si avanzamos al día de las elecciones de Bosnia y Herzegovina, el profesor de ciencias informáticas estaba con su grupo de voluntarios de la campaña cuando la comisión electoral central sacó a la luz los votos accidentalmente. En los últimos cinco meses, el candidato independiente había sido relativamente desconocido, con muy pocos fondos y compitiendo contra políticos populares con mucho dinero en los bolsillos, pero ahora estaba ganando la competición.

¨No sé muy bien si eso fue una señal de cuantos [votos] fueron robados o algo, pero eso les dio esperanza,¨ dijo el lunes en una discusión pública en el edificio UNC Charlotte Center City.

Sin embargo, a medida que pasaba la tarde, se iba notando que él no iba a ganar. Su equipo fue destrozado.

Pero al día siguiente, el 7 de octubre, ellos se despertaron con los periódicos y los analistas hablando de como los 50,000 votos que Hadzikadic recibió fueron algo ¨increíble.¨ Él terminó en cuarto lugar con el 9.5% del voto en una contienda de seis candidatos.

Tres días después, el 9 de octubre, dijo que se sintió ¨eufórico.¨

¨Wow, mirad esto,¨ dijo, describiendo el momento. ¨Lo hemos hecho. Estamos cambiando Bosnia. Así que ahora, ¿qué hacemos?¨

Entrando en la contienda

Hadzikadic dejó su casa en Yugoslavia en 1984 a los 29 años de edad para venir a los Estados Unidos con una beca Fulbright en la Southern Methodist University. Lleva más de tres décadas en UNC Charlotte, trabajando poco a poco hasta llegar a director ejecutivo de la iniciativa de datos científicos de la universidad.

Pero cuando un amigo de Bosnia y Herzegovina le llamó el pasado otoño para que se presentase a presidente, Hadzikadic se sintió con una enorme sensación de responsabilidad. A pesar de sus preocupaciones por su seguridad, la carga que pondría en su familia y el corte de salario que tendría si ganara, Hadzikadic decidió ir a por ello.

The Guardian se refiere a Bosnia y Herzegovina como ¨probablemente, la casa del sistema de gobierno más complicado del mundo.¨ Un tratado de paz que se hizo vigente después de la Guerra de Bosnia incluyó planes sobre como el país debería de ser gobernado. Tres presidentes – uno bosnio, uno croata y uno serbio – rotarían sus mandatos cada ocho meses en una legislatura de cuatro años.

Después de la guerra, la cual terminó en 1995, el país se dividió por asuntos sociales, religiosos y culturales. Hadzikadic predice que los nacionalistas serán victoriosos en sus esfuerzos de separar el país de siete a diez partes.

¨Ese era su [su amigo] miedo: si dejamos que los nacionalistas ganen esta elección, llevarán el país a la ruina,¨ dijo Hadzikadic al Niner Times en abril.

 

El plan

Hadzikadic concentró su campaña en tres puntos clave: ¨Primero, Bosnia,¨ la economía y la juventud.

Su objetivo final era acabar las políticas nacionales que distinguen a los croatas y a los serbios y cambiar el punto de vista de los ciudadanos para denominarlos ¨bosnios que viven en Bosnia¨ antes que nada. ¨Primero, Bosnia¨ hacía énfasis en que la gente pensara en el país como una unidad en vez de qué beneficiaría a un partido o al bienestar de cada uno.

¨Piensa sobre el país primero,¨ dijo. ¨Como John Kennedy, ¿no? Así.¨

Su plan era potenciar la economía reforzando leyes, consiguiendo inversiones internacionales y creando iniciativas para las tasas de las nuevas compañías.

Su tercer punto clave estaba reflejado en su equipo de campaña; cada miembro tenía menos de 40 años. Hadzikadic dijo que 70,000 bosnios han abandonado el país desde principios de año, a Alemania, sobre todo, por la falta de trabajo y el estado general del país. Él dijo que su campaña hizo un efecto en la juventud más grande que otras campañas.

Dos días antes de las elecciones, él estaba caminando a una reunión en el Hotel Europa cuando un chico joven le paró por la calle. El hombre agradeció a Hadzikadic por traer esperanza a la juventud. Cuando Hadzikadic le preguntó por su nombre y a qué se dedicaba, el joven muchacho le respondió diciendo que estaba en la academia musical.

¨Le dije ´¿Qué vas a hacer cuando acabes?´¨ Hadzikadic dice. ¨Entonces él se giró y me dijo, ´Bueno, señor presidente, eso depende de usted.´¨

 

Lo primero en la agenda

Sin embargo, lo que hizo Hadzikadic antes de ésto tuvo poco que ver con su plan de tres partes.

Se convirtió en lo primero en su agenda cuando pasó tres días participando en la marcha de la paz del país, un evento anual celebrado en julio que conmemora a las victimas del genocidio de Srebrenica de 1995 caminando por el camino que la gente hizo para escapar de la persecución serbia. Termina con una misa fúnebre en el tercer día en el que se entierran los restos que han sido hallados el año anterior.

En esta caminata, Hadzikadic se quedó en la casa de uno de los voluntarios. En la primera noche, entró a una casa de una pareja. Cuando se sentó esperando a que el marido le preparara una taza de té, la mujer puso su cabeza en la rodilla de Hadzikadic. ¨¿Has visto el arroyo de al lado de la casa? Nos salvó la vida,¨ dijo, explicando cómo se escondieron cuando sus vecinos fueron violados durante días y tenían sus cuellos rajados. Diez minutos más tarde, ella le preguntó de nuevo, ¨¿Has visto el arroyo de al lado de la casa?¨

Y otra vez. Y otra vez.

¨Ella lo vive cada 10, 15, 20 minutos,¨ dijo Hadzikadic. ¨No puede crear nuevos recuerdos sin borrar los anteriores.¨

Conoció a más gente en su viaje que había perdido varios miembros de su familia, así que cuando fueron a la misa fúnebre, le asombró que las primeras 20 filas para rezar fueran ocupadas por políticos mientras que la gente que había perdido a sus seres queridos se quedaba en las colinas. Él decidió que el primer mandato que iba a hacer como miembro de la presidencia sería no dejar que los políticos entraran a las 20 primeras filas para rezar en la misa fúnebre.

¨No haría nada para el país, pero aumentaría las esperanzas de mucha gente,¨ dijo. ¨Es la hora de tener un sistema diferente.¨

 

Desconocido y sin fondos

Hadzikadic tenía la fiabilidad de su lado, pero el dinero se convirtió en un obstáculo. Sin los fondos para tener un mánager de campaña profesional, él dependió de voluntarios.

¨Nos dimos cuenta en ese momento que todo es sobre el dinero,¨ dijo. ¨Al fin y al cabo, si no tienes dinero, no llegas a la gente.¨

Muy pocos ciudadanos le conocían por la falta de publicidad. Añadiendo el no permitirse tener tiempo en televisión, los medios públicos de comunicación de Bosnia tienen como dueño a los partidos que le bloquearon de los canales.

Entonces, un día, alguien le dijo lo que tenía que hacer: ¨Impacta a la nación,¨ para que así la gente hablara sobre él ¨les gustase o no.¨

Se vino la oportunidad en dos de los debates. En uno de ellos, se enfrentó a dos de sus contrincantes (los otros tres no se presentaron) y a todos se les preguntaba si creían en el matrimonio entre miembros del mismo sexo.

¨En Bosnia, eso es pena de muerte,¨ dijo en su clase del lunes.

El primer candidato contestó que no. El segundo también dijo que no. Entonces, cuando fue el turno de Hadzikadic, él respondió que sí. Su respuesta dominó la prensa en las siguientes semanas.

En otro debate, los 15 candidatos fueron divididos dependiendo en si eran considerados buenos candidatos o no. Al ser puesto en la categoría inferior, Hadzikadic no estuvo de acuerdo con el mensaje que era enviado al público, el cuál era que no valía la pena votar por esos candidatos.

Cuando le pidieron que se presentara en la primera pregunta, Hadzikadic usó sus 60 segundos en explicar por qué no estaba de acuerdo con ese sistema. A pesar de que fue cortado, usó 20 segundos más. Después de los 80 segundos, se marchó.

¨A eso lo llaman, en Bosnia, ´80 segundos que cambió la política,´¨ dijo.

El titular fue ¨Escándalo en el estudio.¨

 

Lo siguiente

A pesar de sus esfuerzos, él fue vencido en la posición bosnia por un nacionalista. Un nacionalista también ganó el puesto serbio. El tercer puesto presidencial fue ganado por un croata moderado.

Pero Hadzikadic no está dejando que la derrota sea su final. Ha pasado menos de un mes desde el día de las elecciones y ya tiene la respuesta a la pregunta ¨¿Qué es lo que viene a continuación?¨

Un movimiento a la coherencia política.

Ya se puede uno registrar para convertirse en miembros del movimiento, también llamados ¨Sparks,¨ un juego de palabras de su eslogan de campaña, ¨Be a spark of the change.¨ Durante su campaña, la gente ya le mandaba mensajes diciendo, ¨Yo también soy un spark.¨ Cuando alguien se registra, un email te dice que número de ¨Spark¨ eres.

El lunes ya había más de dos mil personas registradas para ser los ¨Sparks¨ del cambio.

¨Al fin tengo una causa o algo en lo que confío plenamente y en lo que quiero pensar durante las 24 horas del día, lo cual mejorará las vidas de la gente y de la sociedad,¨ dijo.

Antes de que Hadzikadic dejara Charlotte para irse a Bosnia y Herzegovina, él dijo que, aunque ganara o perdiera, él esperaba cambiar la mentalidad de algunos.

Y aunque haya perdido, eso es justo lo que está haciendo.

 

Click here for the English version.

 

NO COMMENTS