La juventud americana ha disminuido su interés en los productos de tabaco tradicionales. Con la introducción de los cigarrillos electrónicos, mucha gente ha dejado los productos de tabaco y prefieren fumar de una manera más ¨moderna.¨

Los cigarrillos electrónicos, más conocidos como los ¨vapes¨, se venden en una gran variedad de tamaños, sabores e ingredientes. Normalmente, el ¨e-juice¨ contiene diferentes niveles de nicotina, propileno, glicol, glicerina, agua y varios sabores.

Los investigadores de UNC Charlotte han encuestado a 10,000 estudiantes de los institutos del área de Charlotte-Mecklenburg, y hallaron que, mientras el uso del alcohol y el tabaco ha disminuido, la marihuana y los cigarrillos electrónicos se están convirtiendo en productos más populares.

El estudio reveló que sólo el 3% de los encuestados ha fumado un cigarrillo convencional un mes antes de participar en la encuesta. Mientras tanto, los resultados de haber fumado un cigarrillo electrónico se habían multiplicado casi cuatro veces más. Casi el 13% de los estudiantes encuestados dijo que bebía, lo cuál es menos que el casi 16% del 2015. Más del 13% de los estudiantes confirmó que fumaban marihuana.

Un estudio publicado por el Diario de la Universidad de la Salud Americana reportó que el 29% de los estudiantes universitarios fumaban cigarrillos electrónicos, especialmente los hombres.

La gran disminución nacional del uso de los cigarrillos convencionales es un beneficio de la creciente popularidad de los cigarrillos electrónicos. El Centro de Control de Enfermedades reportó que, en 2016, casi el 15.5% de los adultos fumaba, una cifra menor que el 20.9% en 2005. Las compañías de tabaco se han dado cuenta de esta moda y ahora anuncian que sus cigarrillos electrónicos son más seguros que sus cigarrillos convencionales, aunque muchos no saben de los efectos a largo plazo que pueden ser desarrollados por el ¨vaping.¨

La especialista de la educación de la salud de UNC Charlotte Deirdre Feeney comentó al Niner Times, ¨Puedes poner cualquier cosa dentro de un JUUL o un cigarrillo electrónico. Alguien que fuma tabaco en sus cigarrillos electrónicos puede que no esté tan expuesto a los productos químicos, pero… los químicos también están ahí para dar sabor.¨

Hay muchas investigaciones relacionadas con la nueva moda del uso de los cigarrillos electrónicos. Según el Centro de Control de Enfermedades, los cigarrillos electrónicos son perjudiciales para ¨la juventud, los adultos jóvenes, las mujeres embarazadas, o los adultos que no consumen ningún tipo de tabaco.¨

El ¨e-juice¨ a menudo contiene productos químicos que causan cáncer y pequeñas partículas que pueden llegar hasta lo más profundo de los pulmones. Asimismo, algunos niños y adultos han sido envenenados al tragar, al respirar o al absorber el líquido de los cigarrillos electrónicos por su piel o por sus ojos. Sin embargo, los productos como los cigarrillos electrónicos, normalmente, contienen menos químicos perjudiciales al compararlos con los productos del tabaco convencional.

Lo que la gente ignora, especialmente los estudiantes de los institutos y las universidades, es como la adicción a la nicotina y sus efectos pueden afectar al cuerpo humano. Los cigarrillos electrónicos contienen unos niveles diferentes de nicotina; algunos incluso tienen más que los cigarrillos convencionales. La nicotina puede perjudicar al desarrollo del cerebro adolescente, lo cual se prolonga hasta la universidad. También es tóxica para desarrollar fetos.

La Norma 707 de UNC Charlotte estipula que fumar y el uso de los productos con tabaco está prohibido dentro de todos los edificios universitarios y a menos de 100 pies de cualquier edificio universitario. La norma fue ampliada en 2017 para incluir el ¨vaping¨ y el uso de los cigarrillos electrónicos.

Los campus universitarios han trabajado en reconocer los posibles problemas a raíz de la adicción y están llevando a cabo soluciones creativas para ayudar a los estudiantes. El Centro de Bienestar de UNC Charlotte, situado en el Centro de Salud Estudiantil, ofrece un servicio gratis para todos los estudiantes de seis semanas para dejar de consumir tabaco. Este programa es voluntario y utiliza varias técnicas para ayudar a la gente que tiene problemas con su adicción, ya sea con los cigarrillos convencionales o con los cigarrillos electrónicos.

Los estudiantes que piensan que podrían beneficiarse de este programa pueden contactar con el Centro de Bienestar.

 

Click here for the English version of this article.

NO COMMENTS